Blogia
Movimiento por la Democracia Participativa

Vanguardiza Venezuela el Bloque Regional de Poder (BRP)

Vanguardiza Venezuela el Bloque Regional de Poder (BRP) Heinz Dieterich

Rebelión/Movimiento por la Democracia Participativa
MDP.


Con una tremenda erupción de energía integrativa el Presidente Hugo Chávez trata de avanzar la formación del Bloque Regional de Poder (BRP) ---que con gran cariño llama la "Unión del Sur"--- sabiendo que el destino de la Revolución Bolivariana y del resto de los países latinoamericanos es, esencialmente, una función de esta integración.

Tiene también una aguda noción del vector tiempo que "pesa" sobre el proyecto, porque sabe que la coyuntura actual de la integración posible de la Patria Grande será corta. Por una parte, la crisis del imperialismo estadounidense, causada por la ineptitud del equipo de Bush, será pasajera. Por lo tanto. El Bloque de Poder Regional tendrá que estar consolidado, cuando el imperio salga de su crisis actual.

Por otra parte, proyectos desarrollistas nacionales y autonómicos como el de Néstor Kirchner en Argentina y el de Inazio Lula da Silva en Brasil, tienden hacia una rápida evolución de sus contradicciones que suelen llevar el proceso hacia el fracaso de la ingobernabilidad o del golpe militar. En la actual coyuntura tal desenlace trágico sólo puede evitarse mediante la integración acelerada del BRP.

Entre las múltiples iniciativas de la agenda integracionista que el Presidente ha iniciado o acompañado en los últimos meses, está el apoyo al presidente argentino Néstor Kirchner. Kirchner, apreciado por Hugo Chávez como "un presidente honesto, firme, un hombre de palabra", sufre actualmente el mismo proceso de desestabilización oligárquica-sectarista al que está sometido la Revolución Venezolana y el gobernador del Distrito Federal y candidato presidencial mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien es la encarnación azteca de la ola de desarrollismo democrático que sacude el subcontinente en el proceso de reemplazo del neoliberalismo continental.

Cuando Néstor Kirchner llamó a Hugo Chávez por teléfono, pidiéndole ayuda contra la desestabilización de las corporaciones transnacionales energéticas, el presidente venezolano convocó de inmediato a uno de los pesos pesados del mundo energético, el Dr. Alí Rodríguez, para sacar al amigo gaucho del apuro.

El Dr. Alí, ex Presidente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ex Jefe guerrillero de la Ciudad de Caracas y actual Presidente de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PdVSA), se desplazó en misión de emergencia a Buenos Aires para reforzar las defensas contra el golpe de Estado energético que la oligarquía y el imperialismo estaban tramando.

El sólo hecho de su presencia en el puerto mandó un mensaje fuerte a los conspiradores: el Presidente Kirchner no está sólo y si quieren quebrarlo por la vía energética tendrán que vencer primero a una de las empresas transnacionales más poderosas de esa rama en el mundo, que, además, acaba de salir victoriosa de un golpe de Estado petrolero en su propio país y, por lo tanto, no sólo tiene los recursos tecnológicos y financieros para ayudar al gobierno amigo, sino también el know how contrasubversivo.

El experimentado negociador, sereno, austero e integrador por naturaleza, llegó de inmediato a un acuerdo con la Casa Rosada. Sacrificando ganancias en otros mercados en aras de la solidaridad e integración latinoamericana, PdVSA enviará 700 mil toneladas de fuel oil y 250 mil de gasoil a Argentina. Este cinco de mayo, el primer envío de cientos de miles de barriles llegará a Buenos Aires para ayudar al pueblo y gobierno argentino.

Durante esta misión se reveló también el problema del suministro energético para el Paraguay. Este problema es doble. Por una parte, el río Paraná no permite el paso de los grandes tanqueros de petróleo y, por otra, Paraguay importa energéticos de alto valor agregado. Una refinería cerca de Asunción podría solucionar ese problema y convertirse en un importantísimo factor de ahorro de divisas.

Este es un escenario que dentro de la filosofía de integración latinoamericana por "la complementaridad energética", del Dr. Alí Rodríguez, podría resolverse a través del enorme conocimiento y capital de PdVSA. De ahí que pronto pudiéramos ser testigos de un nuevo acto de solidaridad concreta bolivariana en el Cono Sur.

En otro frente de integración, el televisivo, también nos estamos acercando a un paso trascendental que consiste en la creación de lo que el Presidente Chávez suele llamar la "Televisión del Sur". Durante el Foro Social de las Américas (FSA), que se realizará en Quito, Ecuador durante el mes de julio, se transmitirá por primera vez para Venezuela, Argentina, Cuba y Brasil, en directo, las actividades de dicho evento.

Faltan todavía algunos cabos por atar, pero la probable configuración de la red será como sigue. El Canal 8 del Estado venezolano levantará, junto con la TV ecuatoriana "Gama", la señal para la transmisión satelital que será retransmitida después de diversas maneras, entre otras, por cable.

En Brasil, el enlace es con la TV Comunitaria que cuenta hoy con más de sesenta estaciones en las grandes ciudades del país. Probablemente la TV-Paraná Educativa se integrará con una señal que alcanza toda América Latina y el sur de Estados Unidos. De Argentina participará el Canal 7 (estatal), de Venezuela el Canal 8 y el nuevo canal cultural estatal Vive TV, y en el Caribe la Televisión Cubana.

Paralelamente, la TV Senado de Brasil trabaja en la elaboración de un proyecto de televisión internacional brasileña que podría entroncar en el futuro con esta red de transmisión del FSA.

De esta red televisiva podría y debería nacer un sistema integrado de agencias de noticias, transmisoras radiofónicas y estaciones de televisión latinoamericanistas que nos podría liberar de las mentiras de CNN, del eurocentrismo de la BBC y de las imbecilidades y tergiversaciones de las televisoras oligárquicas criollas.

La importancia trascendental de tal medio hemisférico no requiere mayor debate: en el ejemplo de Al Yazeera se evidencia que la lucha contra el imperialismo no puede ser ganada sin la existencia de medios de comunicación masivos propios que defiendan los intereses regionales.

Otra iniciativa cultural latinoamericana de significado nace de un grupo de jóvenes periodistas y comunicadores venezolanos, como Ernesto Villegas del Canal 8 y la directora de Vive TV, Blanca Ekehout, quienes ---apoyados por periodistas de Brasil, Argentina, Ecuador, México y Europa--- trabajan en la creación de un nuevo "Premio de Periodismo Latinoamericano Simón Bolívar", ante el desprestigio del Premio periodismo Rey de España que se ha convertido en un instrumento de agresión cultural del imperialismo europeo contra los movimientos y Estados progresistas de la Patria Grande, premiando a golpistas y falsificadores mediáticos internacionales.

No menos trascendental que esas iniciativas en la esfera cultural latinoamericana es el "Encuentro de Militares Bolivarianos por la Democracia e Integración Latinoamericana y del Caribe", que se llevará a cabo entre el primero y cinco de julio en el teatro Teresa Carreño de Caracas, convocado por la ONG "Frente Cívico-Militar Bolivariano de Venezuela", cuya asistencia contará con la participación de unos trescientos militares retirados y en reserva, de toda América Latina y del Caribe. Esa reunión dará un impulso fuerte a la vital integración militar del Bloque Regional de Poder.

Esa dinámica sería, en cierto sentido, la extensión regional de una política nacional impulsada por el Presidente Chávez y los liderazgos de las Fuerzas Armadas venezolanas que se dirige hacia la independencia tecnológica y militar de la Revolución Bolivariana.

La repotenciación de los tanques AMX-13 C90 mediante la reingeniería del cerebro electrónico de sus cajas de cambio, realizada por científicos venezolanos; el aumento de la eficiencia de combate de los cazabombarderos F-16 y de las fragatas de la marina de guerra; la adquisición de lanchas patrulleras "Piraña"; las reformas del Comando General del Ejército, orientadas hacia una mayor funcionalidad de las estructuras de las fuerzas terrestres y el retiro de los oficiales venezolanos de la infame Escuela de las Américas (USARSA), en Fort Benning, son expresiones de dicha tendencia hacia la necesaria independización y optimización de las Fuerzas Armadas latinoamericanas, dentro de un proceso de recuperación de la soberanía militar de la Patria Grande.

Para avanzar rápidamente en la integración económica concreta de la Unión del Sur ---proceso que el Presidente Chávez llamó en algún momento, en contraposición al ALCA, el ALBA--- se está concretizando por diversas instituciones venezolanas un concurso internacional respectivo vía el Internet.

La idea básica consiste en accesar los recursos intelectuales de la humanidad mediante el Internet, para que contribuyan con propuestas concretas a las grandes áreas de integración económica latinoamericana, como son: los servicios e instituciones financieros, los sectores con tecnología de punta, el pequeño y mediano empresario, el cooperativismo, el campesinado, la deuda externa y los términos de intercambio, entre otros.

Tal iniciativa sobre la dinámica integracionista económica del Bloque Regional de Poder contará con un jurado internacional que seleccionará los mejores trabajos, para integrar los conocimientos elaborados y su discusión en los grandes congresos de diciembre en Caracas y el Foro Social Mundial de Porto Alegre. Todo indica que la convocatoria será hecha pronto por la Presidencia de la República, el Ministerio de Producción y Comercio y Petróleos de Venezuela (PdVSA).

Del 2 al 4 de diciembre se realizará en Caracas un congreso propositivo con intelectuales y activistas, denominado "Por la Unión del Sur. En Defensa de la Humanidad", que está siendo organizado por el viceministerio de Cultura de Venezuela, con el apoyo de un Comité Internacional Organizador (CIO) constituido durante la última Feria Internacional del Libro de La Habana.

Ese evento se encuentra dentro de la continuidad del encuentro mexicano "En Defensa de la Humanidad", del año 2003; y del encuentro "La Humanidad frente al Imperialismo", del 26 al 30 de abril, 2004, en Oviedo, Asturias. A diferencia del encuentro mexicano que resultó un tanto estéril, y acorde con la tónica del seminario de Oviedo y los acuerdos de la Feria del Libro de La Habana, el Congreso "Por la Unión del Sur. En Defensa de la Humanidad" será realizado por miembros de los movimientos sociales y los intelectuales, dentro de una perspectiva concreta de transición anticapitalista a través de la Unión del Sur.

Algunos días antes, a fines de noviembre, y dentro de la misma perspectiva latinoamericanista y transformadora concreta, se llevará a cabo un importante seminario internacional con personalidades científicas internacionales, en el Estado venezolano de Anzoategui.

Finalmente, en la segunda semana de diciembre se realizará el Segundo Congreso Bolivariano de los Pueblos que pretende compartir y socializar los contenidos y experiencias de la Revolución Bolivariana con los movimientos sociales del Continente, a fin de llevar la llama de la liberación a todos los países de la Patria Grande.

Toda esa dinámica integracionista regional desplegada por Venezuela podría y debería desembocar en el Foro Social Mundial de Porto Alegre que felizmente ha decidido dejar el desgastado formato de las lamentaciones y diagnósticos atrás, para priorizar la dimensión de las acciones que son necesarias para acabar con el sistema actual.

Después de tres golpes de Estado imperial-oligárquicos fallidos, el proceso bolivariano finalmente comienza a asumir en la práctica la dimensión sistémica-regional que es la conditio sine qua non (condición imprescindible) de su propia sobrevivencia.

El Libertador había formulado esta condición de vida o muerte del proyecto bolivariano en una carta a Santander, representante, al igual que Páez, de la fracción neoliberal criolla de la independencia. Estando en una de sus campañas libertadoras, pedía recursos financieros y humanos para la guerra en el sur.

Santander, con una visión localista de la guerra, respondió que no veía necesario ni legítimo gastar recursos de Venezuela en la liberación del Perú y Alto Perú y que, por lo tanto, se oponía a la solicitud.

Fue entonces, cuando El Libertador le aleccionó que de nada servía haber liberado a Venezuela y Colombia, si no se liberara a la Patria Grande entera. Que la destrucción del colonialismo español como sistema en América Latina era la conditio sine qua non de la futura independencia de los pueblos latinoamericanos.

De lo contrario, el imperio regresaría tarde o temprano para arrasar con los archipiélagos de la libertad ganados con las armas.

¡No hay nada más verdadero hoy día en la Patria Grande que esa verdad del Libertador!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres